Una fiesta «excelente» y multitudinaria

La plaza de la Constitución, abarrotada de personas durante la Izada. La imagen también se repitió en la Arriada, pero con lluvia. / MIKEL FRAILE
La plaza de la Constitución, abarrotada de personas durante la Izada. La imagen también se repitió en la Arriada, pero con lluvia. / MIKEL FRAILE

El día de San Sebastián vivió uno de sus mejores años gracias a su coincidencia con el fin de semana. El alcalde Goia destacó que fue una jornada «incomparable» en la que el tiempo respetó y se notó una gran afluencia de visitantes

DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

La fiesta del día de San Sebastián fue todo un éxito. Lo dicen los responsables municipales y lo atestiguan también los hosteleros y los propios ciudadanos y visitantes que vibraron el sábado al ritmo de tambores y barriles. La coincidencia del 20 de enero con sábado hizo que la celebración se alargará durante todo el fin de semana, lo cual motivó una masiva afluencia de personas en la capital guipuzcoana. La única nota negativa, la agresión sexual denunciada por una mujer la madrugada del 19 al 20.

«Balance excelente»

Lo dice el alcalde, Eneko Goia, quien ayer aseguró que «hemos vivido un día incomparable en el que todo ha salido muy bien, la gente ha disfrutado de la fiesta enormemente». Un total de 17.822 adultos -7.314 mujeres y 10.508 hombres- desfilaron durante todo el sábado por las calles de San Sebastián, agrupadas en 143 tamborradas, tres de ellas de nueva incorporación.

Un día de 48 horas

Es una de las claves del multitudinario éxito del día de San Sebastián de este año. Su coincidencia con el fin de semana ha permitido que no sólo los donostiarras se animaran a celebrar la fiesta sino que personas del resto del territorio y visitantes de otros puntos del mapa también se sumaran a ella. Arrancó a las 12 de la noche del día 20 con la Izada, que fue aplaudida y celebrada por los congregados en la plaza de la Constitución. En el tablado volvieron a hacer vibrar la ciudad los miembros de Gaztelubide. Horas después, la Tamborrada Infantil reunió a miles de personas viendo el desfile de los 4.495 txikis, de 49 compañías, que animaron la mañana donostiarra. La Arriada, que tradicionalmente cuenta con menos afluencia de público en 'la Consti' por coincidir habitualmente con víspera de día de labor, fue también todo un éxito de público de la mano de la Unión Artesana.

Haciendo historia

La Tamborrada de este 2018 pasará a la historia no sólo por haber sido multitudinaria. También por haber sido la primera en la que el Tambor de Oro se ha elegido por votación popular. Richard Oribe fue elegido por los donostiarras para llevarse el máximo galardón de la ciudad. Y además, la fiesta de este año será recordada, por una parte, porque el alcalde de la ciudad volvió a acudir a la tradicional cena de víspera de Gaztelubide, después de 30 años sin aceptar la invitación. Y por otra, porque en la Arriada la Unión Artesana estuvo acompañada, por primera vez, por representantes de otras 45 tamborradas de la ciudad.

Lleno en bares y restaurantes

Los hosteleros no pueden estar más satisfechos de cómo ha ido el fin de semana. Hacía tiempo que no veían un día de San Sebastián tan boyante en lo que a gente y gasto se refiere. El secretario general de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Guipúzcoa, Quino Martínez, asegura que el balance es «muy satisfactorio» y apunta tres aspectos como clave. Por un parte, la coincidencia del fin de semana, que ha permitido que en vez de 24 horas la fiesta haya durado casi 48. También, y muy ligado a lo anterior, la gran afluencia de gente por las calles, tanto donostiarras como visitantes. Y por último la meteorología, que dio un respiro y no fue tan mala como se había anunciado. «Y tal vez sea que señal de recuperación económica pero también se ha notado un mayor gasto por parte de los consumidores», añade Martínez, a quien sólo le queda el deseo de que este éxito se traslade también a las próximas fiestas de Caldereros y Carnavales.

Récord de usuarios en Dbus

El 19 y 20 de enero se registró un récord histórico de utilización de los autobuses de Dbus con motivo de la fiesta. En total, entre el viernes y el sábado 20 de enero se contabilizaron 194.945 viajes en los autobuses de la compañía, lo que supone un incremento del 7,4% respecto al año pasado. Las líneas más utilizadas fueron la 13-Altza; la 28-Amara-Hospitales, la 5-Benta Berri, la 26-Amara-Martutene y la 17 Gros-AmaraMiramón.

El santo se portó con el tiempo

Las previsiones a comienzo de semana no eran nada halagüeñas para el gran día de la ciudad, sobre todo para el momento de la Tamborrada Infantil. Finalmente se pudo disfrutar de una jornada con un tiempo más que aceptable, tratándose de un 20 de enero, con temperaturas rondando los 13 grados y en el que apenas llovió, excepto al final de la jornada. La Arriada se celebró pasada por agua, aunque en ningún momento supuso una merma del espíritu festivo de los congregados, que no fueron pocos.

 

Fotos

Vídeos