Diario Vasco

Los más txikis brillan bajo el sol

  • En esta edición de 2017 el concurso de la carroza infantil había quedado vacío por lo que el Ayuntamiento encargó su realización a dos diseñadoras experimentadas en el oficio de las carrozas ya que anteriormente ya habían diseñado varias

El sol de la mañan de este viernes esperaba impaciente a los niños azpeitiarras para poder alumbrar la gran cita del día: la Tamborrada Infantil.

A las diez compañías azpeitiarras formadas por los Mikeletes de Iraurgi, Napoleones azules de Karmelo Etxegarai, Musika Eskola Juan de Antxieta, Itsasi, Espadas de Iraurgi, Soldados del general Enparan de Ikasberri, Tercios vizcaínos de Karmelo Etxegarai, Zumalarracárregui de Iraurgi, Napoleones rojos de Karmelo Etxegarai y cocineros de Ikasberri, se unía la agrupación llegada de Hazparne. Cerca de 40 niños participaban en la Tamborrada Infantil azpeitiarra invitados con motivo de la celebración de los 30 años del hermanamiento entre ambas localidades. Junto a ellos se destapaba el secreto mejor guardado de estos días: la carroza.

En esta edición de 2017 el concurso de la carroza infantil había quedado vacío por lo que el Ayuntamiento encargó su realización a dos diseñadoras experimentadas en el oficio de las carrozas ya que anteriormente ya habían diseñado varias. Naiara Larrañaga y Leire Iriarte fueron las encargadas de plasmar los 30 años del hermanamiento entre Azpeitia y Hazparne. Y no defraudaron. Ambas se encargaron de explicar para estas páginas el trabajo que los azpeitiarras pudieron ver por fin recorrer las calles de la villa. «Hemos querido reunir los tres motivos de hermanamiento, en común entre ambas localidades a través de un puzzle: el euskera, la pelota y el baile». El frontón reflejado «como el juego entre los dos» y a cada localidad «le hemos dado su propia imagen», ya que «arquitectónicamente son muy diferentes», señalaban ambas protagonistas, de ahí los dos edificios típicos que representaban a Azpeitia por un lado y a Hazparne por otro. Un lauburu identificaba el euskera. Para «integrar la localidad labortana» en la carroza, explicaban, «dos de los trajes de los cinco niños se han traído de Hazparne, y son representativos de su Carnaval».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate