Un día de oro para ellas

La presencia de la mujer en los diversos desfiles de la ciudad ha crecido con el paso de los años, adquiriendo diferentes roles personificados en las nueve protagonistas

De izquierda a derecha, Isabel Machado, Maritxu Eizaguirre, 'Txini' Álvarez, Rosa García, Marisol Vega, Alazne Armendariz, Lorena Redondo, Maribí Alonso y Estibaliz Gete. /A. Sistiaga
De izquierda a derecha, Isabel Machado, Maritxu Eizaguirre, 'Txini' Álvarez, Rosa García, Marisol Vega, Alazne Armendariz, Lorena Redondo, Maribí Alonso y Estibaliz Gete. / A. Sistiaga
MIRARI GÓMEZ

Rosa García estaba desayunando en casa cuando, de repente, sonó su teléfono. Al otro lado, el alcalde, Eneko Goia, le comunicaba que su candidatura se había impuesto en la votación popular puesta en marcha para designar el Tambor de Oro 2019. Ella recuerda que la noticia le impactó: «Me quedé pasmada. Fue muy emocionante y me lo tomé con mucha alegría, pero también con mucha responsabilidad».

La activista de Stop Deshaucios se convertirá así en la octava mujer en recibir este galardón que entrega San Sebastián, un reconocimiento que Rosa quiere agradecer a la Corporación Municipal, «por haber valorado positivamente mi candidatura»; a su familia y a la plataforma Stop Deshaucios, «mi segunda familia»; a todos los afectados por la hipoteca, «a los que hemos ayudado y, de forma especial, a los que, desgraciadamente, no hemos podido ayudar»; pero, fundamentalmente, a la ciudadanía, «por depositar su confianza en mí».

«El Tambor de Oro ha sido la guinda del pastel de seis años de actividad de la plataforma, en los que hemos conseguido grandes cosas gracias al apoyo y al calor que nos han otorgado los ciudadanos. Por ello, este premio es para todos y todas las donostiarras», afirma Rosa.

Tampoco se olvida de mencionar los nombres de las otras cuatro mujeres candidatas, ya que «todas ellas son extraordinarias y cuentan con un currículum intachable, que las hace perfectas merecedoras de este premio. El Tambor de Oro también es suyo», recalca.

Consciente de que tiene por delante «un maratón de más de 24 horas», a Rosa le espera un Día de San Sebastián «especial y diferente», que disfrutará con la compañía de sus allegados. Entre los diversos homenajes que le van a tributar, le ilusiona especialmente el que recibirá por parte de las tamborradas de su barrio, Amara Berri, mañana a las 19:45 horas en la plaza Armerías, de la que es vecina, y a la que considera «mi segunda Plaza de la Constitución».

Nacida en Madrid pero «donostiarra de adopción», Rosa admite no haber salido nunca en una tamborrada, aunque es su «asignatura pendiente». Sin embargo, la fiesta de San Sebastián le conquistó recién llegada a la ciudad: «Me sorprendió que, a pesar del tiempo que suele hacer, la gente se transforma e imperan la participación, la alegría, el desmadre y el buen ambiente». Pero el gran día de la ciudad ha terminado por atraparle: «Esta fiesta es un virus que se te mete cada vez más dentro y ya no te lo puedes quitar».

Aguadora de Kresala desde 1980 Maribí Alonso

La Sociedad Kresala marcó un antes y un después en la historia de la Tamborrada cuando, en 1980, incorporó a su desfile a varias mujeres tocando. Maribí fue una de las afortunadas que debutó como aguadora en la primera compañía mixta de la ciudad y lo recuerda como «un logro de todos los que formábamos parte de Kresala, hombres y mujeres». Ya hace 39 años de aquel hito que provocó «un gran enriquecimiento y ampliación de la fiesta, gracias a un acontecimiento que ha quedado grabado en la mente de los donostiarras».

Esta vecina de la Parte Vieja sigue desfilando en Kresala y vive el Día de San Sebastián «desde el corazón. Son 24 horas impresionantes y emocionantes».

Bella Easo de la Tamborrada Infantil Alazne Armendariz

Cursa 1º de ESO en Jesuitinas, pero mañana será una de las protagonistas. Alazne será la Bella Easo, uno de los más importantes cargos de honor que, desde su creación en 1928, preside la carroza de la Tamborrada Infantil.

Alazne está «muy nerviosa e impaciente» por interpretar su papel de Bella Easo, «un personaje que se comunica con toda la ciudad y con el que puedo transmitir lo que me sale del corazón». Uno de sus principales quehaceres es pronunciar desde el balcón del Ayuntamiento el discurso que dará comienzo a la Tamborrada Infantil, en el que lanzará el mensaje de que «es un honor que todos y todas, adultos y niños, podamos disfrutar de esta fiesta juntos».

Tambor Mayor de la Tamborrada de adultos de Herri Ametsa Estíbaliz Gete

Desde su creación en 2012, los adultos de Herri Ametsa tocan bajo las órdenes de Estíbaliz Gete, ya que «en el momento de decidir las figuras se decidió que hubiese paridad».

Aunque a lo largo de su vida haya probado diferentes posiciones, de Tambor Mayor disfruta mucho: «Me lo tomo muy en serio y desde diciembre ya ensayo en casa». Estíbaliz señala que lo que más le gusta del cargo es que «pese a ser una figura solitaria, tiene el poder de cohesionar el grupo».

Su pasión por dirigir comenzó en la Tamborrada Infantil y la desarrolló durante los años que pasó en Shanghái: «Me tocó irme a vivir allí y para disfrutar del Día de San Sebastián de una forma fiel, los donostiarras acabamos creando una tamborrada de la Euskal Etxea de allí».

Miembro de la txaranga Arraiketai Marisol Vega

Marisol es una de las trompeteras de la txaranga Arraiketai, encargada de poner la música a las tamborradas Amaratarrak y Kale Lagunak, y reconoce que, desde su posición, «la fiesta se vive de manera distinta porque es bastante más duro y cansado que tocar el tambor o el barril». Sin embargo, reivindica que «los músicos no nos sentimos valorados» y que se sienten «desplazados, aun siendo parte imprescindible de una tamborrada».

Aunque pertenece a la Banda de Illumbe, Marisol, que lleva desde la adolescencia participando en txarangas, también ha tocado con Kilikariak e Intxaurrondotarrak: «El repertorio cada vez es mayor y tiene canciones musicalmente fáciles y otras más complicadas».

Abanderada de Aitzaki Maritxu Eizaguirre

Maritxu es abanderada de Aitzaki desde 2012, cuando esta sociedad de la Parte Vieja decidió crear su propia tamborrada: «Siempre había querido ser abanderada, me surgió la oportunidad y no lo dudé».

Esta donostiarra de 25 años considera que desempeñar su cargo es «bonito porque voy abriendo paso a todo el desfile que va detrás de mí». Reconoce que no ensaya, pero desvela que, además de abanderar, tiene más tareas, «aunque son desconocidas. Me encargo de controlar que cumplamos el recorrido y el horario, evitando cruzarnos con alguna otra compañía que esté desfilando».

Una portuguesa con Donosti Cup Isabel Machado

Portuguesa de nacimiento, Isabel lleva nueve años viviendo en San Sebastián y, por ello, se considera «una donostiarra más. Me encanta y me emociona el día 20 de enero». En su primera experiencia en la fiesta se percató de que «la mejor forma de vivirla es desde dentro», por lo que no dudó en aceptar la invitación de la compañía de Donosti Cup: «Es un privilegio participar en una fiesta con tanta historia y tradición».

Tras un primer año como gastadora, en el que «aproveché para hacer oído y aprenderse las marchas», Isabel se pasó a tocar el barril vestida de cocinera: «De cambiar algo, sería de traje, por el de aguadora», afirma.

Aguadora debutante con Mons 'Txini' Álvarez

No había salido nunca en una tamborrada, pero 'Txini', una intxaurrondotarra de 50 años, se ha animado «por fin» a participar desde dentro y mañana debutará con Mons: «Me ha surgido la ocasión y me he venido arriba sin dudarlo». Reconoce estar «muy ilusionada», aunque le está costando aprender algunas marchas: «Ensayando nos hemos reído porque al principio metía la pata, pero poco a poco he ido mejorando». ¿Su secreto? «En el coche solo suenan piezas de Tamborrada».

Tambor Mayor de Emakumeen Etxea Lorena Redondo

140 mujeres forman la tamborrada de la Casa de las Mujeres, la única compañía que solo admite féminas. Tal y como explica Lorena, una de las fundadoras y la Tambor Mayor, el objetivo fue «crear una tamborrada feminista en la que la mujer, además de protagonismo y participación, tuviese poder de decisión».

Una alternativa que considera «necesaria», porque «pese a los muchos avances, todavía no participamos de manera igualitaria».

 

Fotos

Vídeos