40.000 personas vieron en la calle la Tamborrada Infantil

Tras la fiesta toca desmontar, limpiar y volver a la normalidad. /MICHELENA
Tras la fiesta toca desmontar, limpiar y volver a la normalidad. / MICHELENA

Donostia Festak cifra en un 10% más la presencia de personas de fuera de San Sebastián

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA San Sebastián

Alegría en Donostia Festak por el transcurso de la fiesta de San Sebastián. Sin incidentes reseñables, con una lluvia intermitente que no pudo con las ganas de pasarlo bien y con unas cifras de asistencia elevadas que superan los registros del año pasado. En concreto, según la organización del evento, unas 40.000 personas asistieron en la calle al paso de la Tamborrada Infantil, con «al menos un 10% más de asistencia de público procedente de las ciudades y pueblos limítrofes», además de una importante presencia de franceses en las calles. «Unos datos que al año pasado parecían imbatibles y que en esta ocasión al coincidir en domingo han crecido de forma sustancial», según afirmó el concejal de Festejos, Alfonso Gurpegui.

La previsión de lluvia no arredró, al parecer, a la gente para contemplar el evento. «Los radares meteorológicos indicaban la posibilidad de una ventana para la salida de la tamborrada infantil y así fue: llovió pero poquito y la Infantil ofreció un espectáculo colorista, amable y bullicioso».

Los chavales realizaron en 42 minutos todo el recorrido por las calles del centro de la ciudad, que acabaron a las 13.45 h. en la plaza de Gipuzkoa.

Gurpegui valoró positivamente la realización de una izada más reducida en cuanto a repertorio de canciones. «La nueva organización del acto, con ocho melodías y el acceso/abandono del escenario por los participantes a los sones de Sarriegui, fue un éxito a repetir en los próximos años». Según Donostia Festak, la asistencia en la izada y la arriada congregó a unas 6.500 personas en la plaza de la Constitución.