Ana Berrocal (La Salle Gazte), Juanjo Gil (Tambores Solidarios) y Ana Martín (Nordic Walking) posan junto al busto de Sarriegi. / UNCITI

Tamborrada Un ansiado debut que tendrá que esperar

Las cuatro nuevas tamborradas inscritas se han visto obligadas a posponer su estreno un año más

M. GÓMEZ

La fiesta del Día de San Sebastián va ganando adeptos año tras año. La creación y puesta en marcha de nuevas tamborradas es un fenómeno que se registra en cada edición y que contribuye a que no haya ciudadano sin posibilidad de disfrutar desfilando en una compañía.

Para este año 2021 habían empezado a gestarse cuatro tamborradas que, pese a tener una naturaleza muy diversa, comparten un hito común: tener que posponer su ansiado estreno otros 365 días más. Son Tambores Solidarios, La Salle Gazte, Nordic Walking y Otsoaren Ulua las compañías afectadas, aunque sus responsables reconocen que la suspensión «no nos pilló por sorpresa», pues la decisión «era lógica».

Tambores Solidarios nace por «la pasión por el Día de San Sebastián y la inquietud solidaria» de Juanjo Gil y su familia, quienes hace un año fundaron una asociación homónima «por la defensa y el bienestar de los niños hospitalizados y sus familias». La pandemia ha frenado toda actividad prevista, lo que ha supuesto «un importante jarro de agua fría». Gil confiesa que, con la vista puesta en «la tamborrada como impulso y presentación en sociedad», tenían «muchas ganas e ilusión puestas en el primer año», por lo que la suspensión fue digerida «con tristeza. Fue un palo enorme, pero también entendimos que la situación es la que es».

Será una tamborrada «de espíritu familiar y ambiente sano y bueno» que desfilará la tarde del día 20 por Amara. Ese mismo barrio acogerá también la tamborrada de Nordic Walking, la asociación de los practicantes de este deporte, y cuya fundadora y responsable, Ana Martín, reconoce que «con las caminatas suspendidas, este tema está bastante parado», pero confía en «poder volver a retomarlo pronto porque hemos guardado para el próximo año todas las ganas, la ilusión y los ánimos». Con una visión positiva, Martín considera que este revés aporta «un mayor margen de tiempo y organización para poder preparar y atar todo bien» y confía en que la Tamborrada de 2022 «se pueda celebrar con normalidad. Cruzo los dedos para que el año que viene podamos salir y disfrutar todos juntos».

Se habría llegado a las 155 tamborradas

Con la bienvenida de Tambores Solidarios, La Salle Gazte, Nordic Walking y Otsoaren Ulua, Donostia habría registrado un total de 155 compañías desfilando por sus calles. En cuanto a personas se hubieran superado los 20.100 participantes solo en las tamborradas de adultos, a los que habría que sumar los casi 9.000 niños y niñas de las compañías infantiles.

Por su parte, el colegio La Salle se ha animado a poner en marcha una nueva compañía que se suma a las de infantil y adultos. «Nos pareció bonita la idea de crear una tamborrada intermedia, de carácter juvenil, dirigida al alumnado de Secundaria y Bachiller, y que diese continuidad a las otras existentes», cuenta su responsable, Ana Berrocal. Ella se muestra «optimista» y cree que La Salle Gazte podrá debutar el año que viene «y, si tiene que ser con mascarilla, pues así será».

De una cuadrilla que quiere salir junta, pero que «no encontramos sitio para todos» nace Otsoaren Ulua, que desfilará por El Antiguo. Con una «muy buena» acogida inicial, su responsable, Uhin Arrospide, lamenta «con mucha tristeza» la suspensión «porque somos muy tamborreros y este era nuestro año, de estrenarnos y dejar atrás los nervios y la tensión de sacar todo adelante». A pesar de ello, promete «retomarlo con ganas e ilusión y volver a reclutar a los inscritos fugados».