Así ha sido la Arriada simbólica.

La Arriada cierra un día de San Sebastián empañado por los altercados

AINHOA MÚGICA y BORJA LUNA

San Sebastián ha cerrado de manera simbólica su gran día tras 24 horas con los sentimientos a flor de piel. Las calles han estado inusualmente tranquilas durante prácticamente toda la jornada, sin la fiesta ni las aglomeraciones de otros años, pero a última hora de la tarde se han producido diversos altercados en la Parte Vieja que han obligado a retrasar la Arriada prevista antes de hacerse efectivo el toque de queda. Pasadas las diez y veinte de la noche el 20 de enero de 2021, en el que el sonido de los tambores ha sido la excepción y no la norma, ha tocado a su fin. Y lo ha hecho tal y como empezó: con un acto solitario protagonizada por el alcalde Eneko Goia, con cuatro txistularis como única compañía.