Desde el cielo de Nueva York

LUJÁN ARTOLA PERIODISTA

A pesar de los años, sigo siendo la misma niña que recuerda lo que era este día grande. La emoción de una noche larga en la que iba al Boulevard, agarrada fuerte de la mano de la amona y de la tía Rosi. Era el bocadillo en el Juantxo mientras esperábamos en la plaza de la Constitución, abrumada por el ruido y soñando con ser aguadora. Y lle

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores