Borrar
La viuda de Gregorio Ordoñez, Ane Iríbar, agradece con los palillos en alto el homenaje en Aiete.

Ver 12 fotos

La viuda de Gregorio Ordoñez, Ane Iríbar, agradece con los palillos en alto el homenaje en Aiete. Lusa
Tamborrada

Emocionante redoble de tambores por Gregorio Ordóñez en Aiete

Su viuda Ana Iríbar, amigos y políticos tocan en Aiete una tamborrada en homenaje al concejal asesinado por ETA hace 29 años

Elisa López

San Sebastián

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 20 de enero 2024, 13:20

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Mientras San Sebastián celebraba su día más grande, una marea de emoción, alegría y tambores inundó a mediodía la casa de cultura del Palacio de Aiete en homenaje a Gregorio Ordóñez. Allí, su viuda, Ana Iríbar, tocó la tamborrada junto a una treintena de personas más en honor al teniente de alcalde del PP de San Sebastián, asesinado por ETA el 23 de enero de 1995. Una tamborrada compuesta por integrantes de seis compañías, como Club Cantábrico, La Espiga o Gaztelubide, que unieron los sonidos de sus tambores y barriles, bajo la batuta de Eduardo Pagola, al tributo del que fuera presidente del PP de Gipuzkoa, y en el que finalmente no pudo participar su hijo Javier Ordóñez, ya que el temporal de nieve le impidió viajar desde Madrid a Donostia en un día tan especial.

Entre los integrantes de una tamborrada que puso la piel de gallina a los allí presentes, se dieron cita el portavoz del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián, Borja Corominas, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, el socialista Denis Itxaso, quien asistió ataviado de cocinero, con barril, pero sin palillos. Una situación que arregló Ana Iríbar al prestar a Itxaso los palillos que habían sido de Gregorio para que pudiera interpretar, con el resto de miembros de la tamborrada, las marchas compuestas por Raimundo Sarriegi. Un gesto que para el delegado fue «todo un honor».

También se sumó a la tamborrada el expresidente del PNV y actual consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, que asistió al acto que tuvo lugar en el interior de la casa de cultura, donde se expone la muestra sobre Ordóñez 'La vida posible', aunque finalizó en los jardines anexos.

Emocionante homenaje a Gregorio Ordóñez en Aiete. Lusa
Imagen principal - Emocionante homenaje a Gregorio Ordóñez en Aiete.
Imagen secundaria 1 - Emocionante homenaje a Gregorio Ordóñez en Aiete.
Imagen secundaria 2 - Emocionante homenaje a Gregorio Ordóñez en Aiete.

Nada más terminar el conmovedor acto, Iríbar manifestó su agradecimiento a todos los asistentes y recordó que el martes se cumplirán 29 años del asesinato de su marido a manos de ETA. «Mi principal emoción y recuerdo es para él y para todas las víctimas de ETA. Para una ciudad que quedó conmocionada tras el asesinato y para una ciudadanía que todavía hoy sigue recordando con cariño al hombre, al ciudadano, al político que tanto hizo por todos nosotros, por devolvernos la libertad, por devolvernos la dignidad y decirnos que no hay que tener miedo», confesó. Y recordó, con alegría, que su marido solía tomar parte anualmente de la tamborrada, ya que «él vivía, soñaba y latía en blanco y azul. Esta era su ciudad y la gente por la que trabajaba lleno de entusiasmo».

Por su parte, Denis Itxaso advirtió de la falta de «cariño, recuerdo, empatía y cercanía hacia las víctimas» del terrorismo que se ha padecido en el pasado. Tras reconocer que no conoció personalmente a Gregorio Ordóñez, incidió en que fue un político que «luchó por esta tierra y por sus ideas pensando y soñando en un país en libertad». Y destacó que «él no lo consiguió, pero lo que sembró, lo que él trabajó, tuvo un fruto, y por supuesto que su vida tuvo sentido. Su muerte no, obviamente, pero sí su vida y su lucha».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios