Festak declara el Centro y la Parte Vieja saturados para nuevas tamborradas

Una treintena de tamborradas desfilan ya por el centro de la ciudad. / JOSE MARI LÓPEZ
Una treintena de tamborradas desfilan ya por el centro de la ciudad. / JOSE MARI LÓPEZ

La falta de espacio en estos barrios obliga al Ayuntamiento a cerrar el paso a nuevas compañías | Los Bomberos no podrán estrenarse el próximo enero al querer desfilar por el barrio histórico y la ONCE será la última en salir en el Ensanche tras cambiar el horario, según explica Gurpegui

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

Las 24 horas dan para lo que dan el 20 de enero. El tiempo es limitado y la ciudad, también, sobre todo en algunos barrios. Donde hay más concentración de tamborradas empiezan a saltar las costuras. No es algo nuevo, pero las 147 compañías de adultos que desfilaron el año pasado encendieron las luces de alarma. Y el caso es que la sociedad donostiarra sigue ampliando su disposición a sacar nuevas tamborradas año tras año. Dos entidades singulares, los bomberos y la Once, querían salir en la próxima fiesta y solo será posible el estreno en el segundo de los casos y gracias a que la entidad ha aceptado un cambio en el horario de salida, que coincidía con la Tamborrada Infantil. El concejal de Festejos, Alfonso Gurpegui (PSE), confirmó a DV que el Centro y la Parte Vieja se han declarado saturadas para futuras tamborradas y «en Gros podría ocurrir lo mismo en poco tiempo».

Donde una entidad tiene su sede es la zona por donde desfilará su tamborrada. Los bomberos lo sabían y como querían salir por la Parte Vieja inscribieron como sede el Ayuntamiento, según explicaron fuentes de este colectivo. «Estábamos ilusionados con poner en marcha este año nuestra tamborrada, pero al no poder desfilar por lo Viejo nos hemos enfriado y vamos a postergar la creación de la tamborrada», explicó a DV uno de sus promotores. Los responsables de Festak frenaron esta posibilidad porque en la Parte Vieja no hay sitio desde hace años para nuevos desfiles. Sus 23 tamborradas -cada desfile dura entre 3 y 4 horas- les han conducido a no permitir nuevas compañías.

Si a futuro los bomberos decidiera poner la sede de su tamborrada donde tienen la central, en la rotonda de Garbera, no tendrán problema para tocar en el barrio de Intxaurrondo, precisó el concejal Gurpegui, dado que en esta zona no hay problema de espacio para encajar un nuevo desfile.

El centro de la ciudad es otro de los ámbitos con problema de espacio desde hace años. Sus 32 tamborradas dificultan hacer más encajes de bolillos. Este barrio tiene el condicionante además de que entre las 12 y las 14 horas todo se vuelca para el desarrollo de la Tamborrada Infantil y, por tanto, son dos horas en las que el resto de compañías no pueden ocupar la calle. Esto no lo sabía la Once cuando planteó a Festak salir con una nueva tamborrada, al mediodía, por los alrededores de su sede (calle Etxaide).

El delegado de las Tamborradas del Centro, Txema Cibrian, explicó que desde hace dos años las compañías de esta zona de la ciudad piden a Festak cerrar el Centro porque hay problemas de operatividad. «Con el caso de la Once vamos a poner las menores pegas por el colectivo de que se trata, pero no era posible que salieran de 11.30 a 14 horas, a la misma hora que la Infantil, por Arrasate, Getaria, avenida de la Libertad, Fuenterrabia y Koldo Mitxelena. Va a ser muy positivo que desfilen y estamos encantados de hacer una excepción, pero lo que está claro es que el Centro está totalmente saturado. El año pasado ya se tuvo que dirigir a la nueva tamborrada de la Bodeguilla hacia Amara porque no había sitio».

De esta forma, Festak ha propuesto a la Once salir el próximo 20 de enero, pero antes -de 08.30 a 11.30 horas- o después de la Tamborrada Infantil -de 14 a 17 h-. El colectivo de apoyo a los invidentes va a analizar la propuesta. Su director, Roberto Doval, explicó que recabarán la opinión de los afiliados y mostró su convencimiento de que desfilarán el Día de San Sebastián. «Tenemos que conseguir 60 tamborreros y no será fácil, pero saldremos».

Más