Juan Martínez: «Queremos mejorar la calidad de la atención que ofrecemos a los niños»

Juan Martínez: «Queremos mejorar la calidad de la atención que ofrecemos a los niños»

R. R.SAN SEBASTIÁN.

Su labor empieza cuando terminan las clases. La asociación Hazi eta Ikasi presta apoyo escolar a niños procedentes de familias desestructuradas o con escasos recursos. Quieren evitar que esta situación les arrastre hacia el fracaso escolar o la marginación social en un futuro. Su presidente, Juan Martínez, subraya que hacen falta más voluntarios para poder prestar una atención más individualizada a los menores.

-¿Cómo surgió la idea de poner en marcha Hazi eta Ikasi?

-La idea surgió en la primavera de 2009 en la mente de una serie de profesionales de la enseñanza, maestras, que observaron en los colegios en los que trabajaban que los hijos de algunas familias inmigrantes o desestructuradas se quedaban un poco descolgados. También se dieron cuenta que después de las horas de clase estos chavales no tenían dónde acudir y ellos mismos se auto marginaban y perdían el tren de la continuidad del estudio.

-¿Cuáles fueron los primeros pasos de la asociación?

-Un grupo de voluntarias muy pequeño empezó en Amara en un local que le dejó la parroquia de la Sagrada Familia y otro grupo, más reducido aún, en Bidebieta. El proyecto se inició con 8 voluntarios y unos 20 chavales. Los colegios de los que procedían se fueron implicando y la asociación fue creciendo de forma exponencial. A día de hoy tenemos 150 voluntarios y 250 chavales. Además, se ha ampliado a otros barrios de la ciudad.

-¿Qué tipo de necesidades cubre?

-El objetivo es echarles una mano fuera de las horas de clase para que, por una parte, progresen un poquito más en los estudios y, por otra, puedan estar un poco recogidos en unos horarios en los que sus familias no les pueden ni siquiera atender. En algunos casos se trata de ayudarles con los deberes y en otros, con las carencias académicas que tienen. Es un apoyo escolar, lo que muchas veces un padre ha hecho con sus hijos.

-Parece claro que una asociación como la suya ve la educación como una necesidad básica que hay que cuidar...

- Para nosotros la educación tiene una importancia total. Sin una buena educación no se podrá llegar a una igualdad de oportunidades. De ahí que Hazi eta Ikasi haya elegido este campo de actuación. Pero sabemos que hay dos pilares fundamentales en este campo que son la familia y la escuela, y la nuestra es una labor secundaria.

-¿Cuál es su propósito más inmediato?

-Queremos ir mejorando sobre todo en cuanto a la calidad del servicio, ofrecer una atención al niño más personalizada. Sumar nuevos voluntarios facilitaría esto.

-¿Puede el hecho de recibir la Medalla al Mérito Ciudadano contribuir a este fin?

-Creemos que sí. De hecho, ya hemos empezado a recibir algunas llamadas. Y los acogemos con todo el cariño y la necesidad del mundo. Creemos que va a ser una gran oportunidad. Tenemos mucho que agradecer a mucha gente y a muchas organizaciones que se han implicado con nosotros de forma completa.