Madrid vibra con la Tamborrada... y con panchineta llevada desde Donostia

Un centenar de donostiarras se reunieron en un restaurante y llevaron a cabo una izada al son de las marchas de Sarriegui

DV

La Marcha de San Sebastián sonó fuerte ayer en Madrid, hasta el punto de que la Policía Municipal madrileña acudió a la calle en la que un grupo de donostiarras llevó a cabo la izada. «Les ha sorprendido claro, cuando han visto a gente con tambores y barriles. Les he explicado que era la víspera del Día de San Sebastián, lo que significa, las marchas de Sarriegui... Les ha gustado», explica Joseba Quintana, artífice del encuentro y propietario del restaurante La Quchara de Pachi, en el que se juntaron un centenar de personas para disfrutar de la cena de víspera de San Sebastián.

Con el establecimiento decorado en tonos azules y blancos y 45 barriles y 40 tambores aguardando a que llegara la medianoche, los donostostiarras afincados en Madrid y alguno llegado desde la capital guipuzcoana, como Luis Chillida, degustaron un menú clásico: «Sopa de pescado, solomillos y merluza de Otaegui».

A las doce de la noche salieron a la calle a izar la bandera y tocar la Marcha de San Sebastián bajo la dirección de Iñigo Marco, hijo de 'Marquitos', quien durante 4 décadas fue barril mayor de la tamborrada de Gaztelubide. En ese momento se sumaron más personas a tocar las piezas, en una celebración «en la que hemos respectado la normativa», más laxa en la Comunidad de Madrid que en el País Vasco.