No es la plaza de la Constitución, pero en la calle Arrasate también hubo izada de bandera./

No es la plaza de la Constitución, pero en la calle Arrasate también hubo izada de bandera.

La marcha conquista los balcones

La familia Orbe, como otras tantas, sacó las banderas a las ventanas y llenó de música el arranque del día de San Sebastián

Dani Soriazu
DANI SORIAZU

Tres, dos, uno... dentro música. Son las doce de la noche y en el número 16 de la calle Arrasate de Donostia empiezan a sonar los ritmos del maestro Sarriegui. La marcha de San Sebastián se hace fuerte en el silencio de una ciudad confinada. En los balcones de este edificio, decorados con las banderas de la ciudad, empiezan a resonar los tambore