Amaia Aretxaga, presidenta de Bikarte: «Menor que acogemos, menor al que le cambiamos la vida»

La asociación ofrece estancias temporales a niños y niñas de Rusia y Bielorrusia afectados por la radiación de Chernóbil

Dani Soriazu
DANI SORIAZU SAN SEBASTIÁN.

La asociación Bikarte lleva desde 1997 ofreciendo acogidas temporales a menores de Bielorrusia y Rusia que viven en aldeas afectadas por la catástrofe de Chernóbil, así como ayuda humanitaria para intentar mejorar las vidas de familias que, por esta causa, viven en auténtica pobreza y en malísimas condiciones de salud. 56 niños y niñas han

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores