Borrar
La Arriada de la Tamborrada 2024

Multitudinario adiós a un día que no debería terminar nunca

Eneko Goia ha arriado la bandera de la ciudad en una plaza de la Constitución a la que llegaron gentes de todos los rincones para disfrutar de la posfiesta sabatina

Jorge F. Mendiola

San Sebastián

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 21 de enero 2024, 00:48

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tan corto es el Día de San Sebastián que cuando llega el momento del adiós, casi nadie quiere que termine. Las campanadas del reloj de la Biblioteca Municipal han caído como un puñal en el corazón de los donostiarras, más cansados unos que otros, y al elevarse al cielo el bastón de mando de Aitor Oyarzabal, la 'Marcha de San Sebastián' ponía punto y final a 24 horas de intensa celebración y alegría.

El Tambor Mayor de la Unión Artesana ha cumplido el guion tradicional y ha dirigido a sus tropas hasta la plaza de la Constitución. Junto a ellos, representantes de las tamborradas de los barrios con los que se habían fusionado minutos antes en la plaza Sarriegui, donde ha habido tiempo para rendir un último tributo al maestro.

La Unión Artesana, con tres cocineras y una soldado por primera vez en la historia, ejecutó con la precisión habitual el repertorio de la Arriada. Comenzando con 'Tatiago' para la llegada al tablado, pasando por 'Diana', Polka', 'Retreta' e 'Iriyarena' y siguiendo con las piezas que aún suenan a nuevas a pesar de llevar años en la banda sonora de la Tamborrada: 'Ataque de Herriko Semes', 'Caballería de Gallos' y 'Caballería de Viejas'.

La Tambor de Oro, Isabel Verdini, volvió a ser protagonista como en la Izada, aunque en esta ocasión no sobre el escenario tocando la herrada sino en el balcón de la antigua casa consistorial. La bailarina de la inclusión tuvo el honor y la responsabilidad de arriar la bandera de la ciudad, otro recuerdo para el álbum de emociones que ha coleccionado en la última semana. Verdini es una mujer cuya sensibilidad ha sido destacada por quienes mejor la conocen, pero ojos vidriosos se veían por toda la plaza. Y no solo por la falta de descanso.

Una larga ovación despidió los redobles finales de la 'Marcha de San Sebastián', aunque era sábado y la posfiesta fue una de las más multitudinarias que se recuerdan. Gentes venidas de todos los rincones saltaron y cantaron el 'Txuri Urdin' antes de que las compañías invitadas abandonasen el estrado. Después, la Unión Artesana remató la faena con 'Katiuska, 'Kabila', 'Marcha de Deba', 'Ikusi mendizaleak', 'Ixilik dago' y Gau ibilera', con la que desfilaron hacia la salida.

Quienes continuaron de juerga, que no fueron pocos, ganaron una noche al calendario que resta por deshojar hasta el próximo 20 de enero. Ya queda menos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios