Los Orbe pasan del balcón a la calle y les frena la Policía

La Guardia Municipal pidió a la familia que se identificara en la calle Elkano porque eran más de 6 personas, aunque finalmente les dejó tocar ante la basílica

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

La incansable familia Orbe pasó de animar la fiesta en los balcones tras la izada a tocar la tamborrada en la Parte Vieja por la mañana, algo que no todos estaban dispuestos a dejar pasar. La Guardia Municipal les frenó en la calle Elkano y les pidió la documentación, al parecer porque iban siete personas (seis adultos y un niño) en el grupo.

El foco estuvo puesto en esta familia residente en la calle Arrasate desde que, durante el primer confinamiento, acompañaron los aplausos a los sanitarios con la Marcha de San Sebastián. Se sospechaba que estos incondicionales de la tamborrada prepararían algo similar para la fiesta del 20 de enero, inmersa en unas restricciones por el Covid que han obligado a suspender todos los desfiles. Esto no impidió que los Orbe protagonizaran la izada en el centro de la ciudad con una tamborrada desde los balcones de sus viviendas en la calle Arrasate.

Ese mismo espíritu festivo les llevó a ayer por la mañana a la calle para intentar hacer sonar las melodías de Sarriegui, manteniendo distancias entre ellos y portando mascarillas. Los siete miembros de la familia fueron con atuendo de cocineros y portando en un carrito una potente megafonía. Según explicaron a DV, la Guardia Municipal les detuvo en la calle Elkano y les pidió la documentación advirtiéndoles que no podían ir juntos más de 6 personas. Algunos de sus integrantes sospechaban que más que por ir siete personas (6 adultos y un niño) el motivo de la preocupación es que podían provocar aglomeraciones con sus interpretaciones. Y es lo que consiguieron en las escaleras frente a la basílica Santa María, cuando su Marcha de San Sebastián fue aplaudida por decenas de personas. Antes de volverse a casa, se tomaron un cava en el bar Vergara mientras ponían la canción 'A un metro y medio de ti' del grupo La Ladilla Rusa. «No me dirás que no los conoces».