Componenetes de una tamborrada en el Centro de Donostia en 2020. / LOBO ALTUNA

San Sebastián recupera la Tamborrada en 2022

El alcalde de Donostia, Eneko Goia, anuncia que no habrá controles de aforos en la Izada ni Arriada y deja en manos de las compañías el número de participantes. También se festejará Santo Tomás en diciembre

Jorge F. Mendiola
JORGE F. MENDIOLA

San Sebastián volverá a celebrar su fiesta grande, la Tamborrada, en 2022. Después de que el pasado enero se cancelara debido a la delicada situación epidemiológica, la capital guipuzcoana recuperará su día más señalado dos años después de que los tambores y barriles sonaran por las calles de la ciudad por última vez. Así lo ha anunciado este miércoles el propio alcalde de Donostia, Eneko Goia, tras la última reunión del LABI que tuvo lugar ayer y que comunicó el fin de las restricciones.

También se recuperan los festejos de Santo Tomás, los desfiles de Olentzero y Mari Domingi, la cabalgata de Reyes, los Caldereros, Iñudes y Artzainas y el Carnaval

El alcalde contaba con el deseo expreso de las compañías de adultos y niños de volver a desfilar por las calles de San Sebastián el próximo 20 de enero. Solo exigían una condición: que no se impusieran limitaciones al número de participantes para que las tamborradas no se vieran en la tesitura de tener que decidir quiénes salían a tocar y quiénes no. Goia ha declarado que la cuestión en el número de participantes quedará «a criterio de cada compañía».

EL DATO

  • 18 meses han transcurrido desde los últimos festejos multitudinarios, los Carnavales de 2020, tiempo en el que la organización de actos y eventos ha tenido que adaptarse a las circunstancias de cada momento.

Goia también ha descartado poner un control de aforo en los momentos de la Izada y Arriada en la plaza de la Constitución en las noches del 19 y 20 de enero. «Ponemos la maquinaria en marcha y esperemos que las cosas sigan este curso», ha indicado el alcalde en referencia a la preparación del día de San Sebastián. «Nuestra decisión es hacerla con normalidad», aunque también ha advertido que «en el momento más cercano nos adaptaremos a las circunstancias» si la situación así lo requiere.

De esta manera, San Sebastián se prepara para celebrar con normalidad los diferentes actos festivos de invierno, toda vez que el Gobierno Vasco ha dejado sin efecto el estado de emergencia sanitaria y las consiguientes restricciones sociales.

«Todos unidos nos tenemos que poner a la tarea de reconquistar la normalidad perdida», ha señalado el alcalde, quien ha explicado que «nos hemos puesto en contacto con los agentes que hacen posible las diferentes fiestas que se celebran durante el invierno para comunicarles que seguimos adelante con nuestra decisión de celebrarlas»

«Ahora que la situación ha mejorado, hay que dar un paso para recuperar poco a poco la normalidad»

Eneko Goia, Alcalde de San Sebastián

Eneko Goia ha advertido de que «en todo momento se tendrá en cuenta la situación sanitaria en la que nos encontremos. El virus no ha desaparecido, tendremos que aprender a convivir con él, y eso también implica tomar decisiones». En este sentido, el alcalde de San Sebastián ha subrayado que «teníamos que decidir ya por respeto a la organización que todas las fiestas requieren y al esfuerzo que muchos donostiarras realizan para que se puedan celebrar».

«Una vez adoptada la decisión de seguir adelante, entraremos en otra fase, que es ver cómo vamos a celebrarlas», ha admitido Goia. En principio, la única restricción será el uso obligatorio de la mascarilla en interiores y en exteriores cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad de metro y medio.

«Yo al menos necesitaba la vuelta de las celebraciones populares y creo que es un sentimiento compartido por toda la ciudadanía»

El alcalde de Donostia también ha resaltado «la importancia social de estas celebraciones, que tienen un valor simbólico, emocional y colectivo. Se hacen en comunidad, nos unen por encima de todo y muestran la buena salud de la que gozan los diferentes colectivos y asociaciones de la ciudad». Así, ha agradecido la labor que estos realizan, así como su capacidad de adaptarse a las «duras circunstancias que hemos vivido. El año pasado todos tuvimos claro que no era momento de celebrar nada. Ahora que la situación ha mejorado de forma sustancial, tenemos que dar un paso para recuperar poco a poco la normalidad».

«Experiencia demostrada»

Eneko Goia ha recordado que «en los últimos 18 meses hemos acumulado experiencia a la hora de organizar diferentes actividades en base a la situación de cada momento». En este sentido, ha agradecido la labor de «Donostia Kultura, Donostiako Festak y todos los agentes que han hecho posible que la ciudad haya seguido teniendo actividad».

«Donostia ha demostrado capacidad para organizar eventos en múltiples circunstancias. Es momento de aprovechar esa experiencia y trasladarla a los próximos eventos para que podamos recibir a Olentzero y Mari Domingi, Melchor, Gaspar y Baltasar; la bandera de Donostia vuelva a ondear al ritmo de las marchas de Sarriegui, caldereros y cíngaras celebren su 50 aniversario y las comparsas de Carnaval nos muestren sus coloridos trajes y coreografías», ha concluido