Los partipantes en la tamborrada neoyorkina. /

Los partipantes en la tamborrada neoyorkina.

Rataplanes que traspasan fronteras: de Nueva York a París

Los donostiarras residentes en los lugares más recónditos del planeta no renuncian a disfrutar de la tamborrada y otros atractivos de esta fiesta

Elena Viñas
ELENA VIÑAS

La distancia no es un impedimento para que los donostiarras que se encuentran fuera de la ciudad celebren por todo lo alto su día grande. Los ecos de esta fiesta se extienden por diferentes capitales del mundo para hacer más llevadera la añoranza. Rataplanes, cenas elaboradas con platos especiales y hasta izadas de bandera son los ingredientes q

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores