La tamborrada también sonó en el corazón de Madrid

Los componentes de Jai Alai no faltaron a su cita anual con la Tamborrada en Madrid./
Los componentes de Jai Alai no faltaron a su cita anual con la Tamborrada en Madrid.

Los componentes de Jai Alai llevan 22 años saliendo a la calle junto a La Castellana para festejar al patrón

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ MADRID.

El partido que la Real jugó en Vallecas hizo que este servidor se perdiese la fiesta más preciada por todo donostiarra. Pero cuando una puerta se cierra otra se abre, y en este caso fue la de la Tamborrada Jai Alai, que recibe el nombre del restaurante de Madrid donde donostiarras instalados en la capital festejan el día de San Sebastián desde hace 45 años. En 1997 se les ocurrió dar un paso más y crear una tamborrada oficial registrada en Donostia Kultura que acoge a sesenta componentes entre aguadoras, tambores y barriles que viven la fiesta como si estuvieran en la 'Consti'. O más, porque la distancia intensifica la emoción y el sentimiento es incluso mayor.

El Restaurante Jai Alai, que está situado en una de las perpendiculares a La Castellana, albergó el sábado una cena para más de 300 comensales. En la planta superior se reunieron los participantes de esta compañía junto a familiares y amigos. Allí conocí a dos de los fundadores de esta tamborrada, su actual presidente Ignacio Vizcaíno y Manu Aranburu, que dejó el cargo hace unos años. Pendiente de que las filas estuvieran ordenadas andaban el tambor mayor, Santiago Etxeberria, y el cabo de barriles, Borja Errasti. Compartí mantel con el amaratarra Iñaki Bengoetxea y su mujer Angela Rubio, una vallisoletana a la que le apasiona nuestra fiesta, Javier Florez e Iñigo González Eletxiguerra. El menú, exquisto: crema de marisco, merluza, solomillo y milhojas de crema con helado de vainilla.

A los postres y antes de la izada llegó uno los momentos más emotivos, la entrega del 'zurita de oro y de plata' a quienes llevan 20 y 10 años tocando en la compañía. Este galardón se creó en recuerdo de Iñigo Zurita, aquel donostiarra que falleció en un alud en Formigal y que era miembro de Jai Alai. Gonzalo Zurita, hermano de Iñigo, hizo entrega del de oro a Miguel Vizcaíno y de los de plata a Lourdes Díez, Aitor Ugarte y Santi Aguilar, el tesorero. Presentaron el acto Alicia Garrido y Carlos Pizarro, hijo de Francisco Pizarro, que fuera director del Festival de Cine Submarino de Donostia. Cerca de ellos estaban Sonsoles García y su padre Francisco de Paula García, escritor de los 'Románticos de Urgull', obra sobre el cementerio de los ingleses que acaba de presentarse.

A las doce todos se juntaron en la calle para izar la bandera y tocar las marchas de Sarriegui, empezando por la de San Sebastián y a la que siguieron Tatiago, Diana, Iriyarena, Gau Ibillera, Caballería de Viejas y Polka. Desde hace tres años cuentan con el acompañamiento de una txaranga llegada desde Toledo que da brillo a los tres cuartos de hora de actuación en la calle.

Después la tamborrada continuó dentro del restaurante. A primera hora de la mañana varios de sus componentes viajaron hasta Donostia para participar en las tamborradas de la Peña Anastasio, Unión Artesana y Mons. Y es que la Tamborrada no tiene límites. Jai Alai es un buen ejemplo de ello en el corazón de Madrid.

Más sobre la Tamborrada