La Tamborrada, ese virus inoculado

La fiesta de los y las donostiarras vuelve para llenar de ilusión a sus habitantes y de alegría las calles. Con lluvia o sin ella, el 20 de enero es una cita indispensable

Tamborrada de Kresala txiki, desfilando este sábado por las calles de Donostia. / Arizmendi
IÑIGO BELASTEGUI

La vida sigue igual en lo que al Día de San Sebastián se refiere. Y, en este caso, ésta es una afirmación muy positiva, ya que los nervios y la ilusión que aparecen antes de cada 20 de enero permanecen intactos entre los donostiarras y la fiesta sigue creciendo en participación: cada vez hay más compañías y éstas son más numerosas cada vez. La única lectura no tan positiva de que esta jornada siga con la misma dinámica es que, un año más, habrá que estar atentos a los partes meteorológicos. Si hace dos años presagiaban un frío inusitado, el año pasado anunciaban mucha lluvia para el gran día de la ciudad, como hoy.

En estas fechas en las que el frío y la vuelta a los colegios y puestos de trabajo tras la Navidad han propiciado que la gripe haya entrado en muchos hogares donostiarras, podríamos hablar también de ese otro 'virus' que se ha inoculado a los y las donostiarras, el de la Tamborrada. Sus síntomas son las ganas y la ilusión por vivir la fiesta, si se puede como parte activa y, en caso de no ser posible, disfrutando de los miles de vecinos que, durante un día entero, toman las calles de la ciudad.

Y es que, en lo que a los adultos se refiere, durante las 24 horas de mañana domingo serán 147 las compañías que desfilen por las calles de todos los barrios donostiarras, 148 si tenemos en cuenta a la tamborrada de Urki Arraun Elkartea, que cada 20 de enero desfila con una banda de txistularis por las calles de la Parte Vieja. 30 de ellas lo harán esta noche, por lo que a las doce en punto, en ese momento en el que el termómetro del orgullo easotarra parece que va a desbocarse, serán muchas las izadas que tengan lugar en la ciudad, todas más íntimas, aunque también con su encanto, que la de la Plaza de la Constitución.

En esa capacidad de llegar a todos los rincones de la ciudad reside parte del éxito y encanto del Día de San Sebastián, que poco tiene ya que ver con la fiesta que se celebraba hace algunas décadas. Para verlo con algo de perspectiva, cabe señalar que desde 1990 se han fundado 106 tamborradas en la ciudad, por lo que el crecimiento de la fiesta de un tiempo a esta parte ha sido exponencial.

Este año, en la Tamborrada se da la bienvenida a cuatro nuevas compañías (Matiazaleak, Altza Danborrada SJC, Englishtarrak Elkartea y La Bodeguilla Amara Elkartea) y, aunque cada año se pueda pensar que la Tamborrada ha tocado techo, sólo hay que esperar unos meses para comprobar cómo la fiesta sigue teniendo margen de crecimiento y hay nuevas compañías interesadas en formar parte de esta celebración. Hay zonas y horarios saturados durante la fiesta, pero, con ilusión, siempre se encuentra un lugar y un hueco para disfrutar en primera persona de la gran fiesta.

Otro cambio muy significativo y que sin duda hay que celebrar, es el cada vez mayor protagonismo que tiene la mujer en el Día de San Sebastián, una fiesta en la que se han dado importantísimos pasos en favor de la igualdad. Ellas representan ya un 42% de los 18.399 participantes en la Tamborrada y resulta revelador ver cómo en muchas de las compañías de más reciente creación salen muchas más mujeres que hombres. Además, serán 35 las que ejerzan como Tambor Mayor en otras tantas tamborradas.

En esta misma línea, hay que destacar que las formaciones compuestas únicamente por hombres son únicamente nueve de las 147, una cantidad casi residual, más si la comparamos con el porcentaje de compañías masculinas que desfilaban años atrás. También existe una agrupación exclusivamente femenina, la de la Emakumeen Etxea.

Ilusión y nervios

La de hoy será una noche de nervios para los más pequeños de la casa, quienes tendrán una ración extra de incertidumbre por las complicaciones que se pueden desprender de los últimos partes meteorológicos emitidos, no tan pesimistas, eso sí, como los de días atrás. No hay que olvidar que son ellos y ellas quienes más sufrirían la lluvia, ya que la Tamborrada Infantil de mañana al mediodía se suspendería para, si las condiciones mejorasen, celebrarse este mismo lunes, festivo en la capital guipuzcoana. Si ese día también lloviese, se valoraría la posibilidad de que se celebrara el próximo domingo, día 27.

Pero seamos positivos e imaginemos que mañana Alderdi Eder podrá lucir, al mediodía, sus mejores galas, con sus jardines y las terrazas del Ayuntamiento repletas de cantineras y pequeños tamborreros, barriles, hacheros y gastadores, todos ellos con sus coloridos trajes, dispuestos a desfilar por las calles de la ciudad. Y es que la Tamborrada Infantil contará en este 2019 con 5.088 participantes. Además, si tenemos en cuenta las diferentes compañías que tanto ayer como hoy y mañana saldrán por los diferentes barrios de la ciudad, serán 8.249 los niños y niñas que tomen parte de forma activa en el Día de San Sebastián.

Así las cosas, los datos oficiales proporcionados por Donostiako Festak revelan que 26.648 donostiarras tomarán parte desde esta medianoche en la fiesta de su ciudad. La gran mayoría, además, lo hará con total naturalidad, siguiendo la liturgia de cada año, porque el de la Tamborrada es ese virus tan saludable que nos han inoculado a los habitantes de la Bella Easo.

Más noticias de Tamborrada